Lectura de 3 minutos

La cadena de valor del dato

By David Salvador
lacadena de valor

Día a día, las nuevas tecnologías, dispositivos, maquinas y personas generamos ingentes cantidades de datos que debemos abordar y analizar siguiendo metodologías de orquestación de datos. Nos encontramos en uno de los mejores momentos para empezar a asentar las bases metodológica que permitan a las compañías entender, enriquecer y aprovechar las enormes posibilidades que los buenos datos ofrecen para la toma de decisiones mas precisas, eficientes y rápidas.

 

Existen tantas formas de obtener datos como procesos creemos para obtenerlos , pero el éxito o fracaso dependerá en buena medida del coste que implique obtenerlos y procesarlos, por esto es bueno hacer uso de herramientas de calculadora ROI de Nespra para proyectos de obtención del dato.

 

El objetivo final de un proyecto de orquestación de la información será, no solamente disponer de información de consulta sobre la evolución de dichas acciones, sino de ser un mecanismo de impacto directo en el negocio y la mejora de la toma de decisiones. En este sentido la cadena de valor del dato abarca todos los procesos que generan información susceptible de ser almacenada y tratada para aportar valor.

 

Debemos elegir un sistema que permita obtener los datos de forma eficiente, a un bajo coste aprovechando entornos SaaS y su grado de escalabilidad, que nos brinden la seguridad de extremo a extremo en los datos y que su despliegue no signifique un tedioso proceso de adaptaciones, desarrollos a medida y "parches". Estandarizar la obtención de los datos como las soluciones de Nespra, ayudan a conjugar todos estos elementos en un único sistema interoperable de obtención y validación de la información.

 

La información y el conocimiento se han convertido en un activo estratégico y una fuente de ventaja competitiva (y de riesgo estratégico) para la empresa, tanto o más importante que los productos o servicios que ofrece. Los retos que presenta la captura de los datos en la llamada "revolución del dato" son enormes: liderazgo directivo al máximo nivel, adquisición y gestión del talento (analistas y arquitectos de datos), tecnología (desarrollo de la arquitectura e infraestructura de base y, a ala vez, herramientas sencillas para los usuarios finales), un proceso mas inteligente y compartido de toma de decisiones, y un cambio cultural enorme para muchas empresas, encerradas en sus silos departamentales y jerárquicos y en la opinión del que mas manda.

 

Los datos, desde el punto de vista del negocio, pueden utilizarse para diferentes propósitos:

  • Medir (Datos)
  • Comparar (Información)
  • Reportar (Información)
  • Analizar (Información)
  • Predecir (Conocimiento)
  • Avisar (Conocimiento)
  • Colaborar (Conocimiento)
  • Saber (Sabiduría)

Si nos fijamos en la pirámide del conocimiento o pirámide informacional (Datos, Información, Conocimiento y Sabiduría), los datos fluyen de forma natural por los diferentes estados mencionados. Saber entender y trabajar cada estado de la información conjuntamente con negocio son los pilares básicos para llegar a tener éxito en un proyecto de inteligencia de negocio (BI). El negocio o la dirección deben liderar los proyectos de BI desde su promoción hasta su seguimiento, control y explotación diaria.

 

Empezar un proyecto de BI implica entender tres aspectos fundamentales: de que datos disponemos, que datos son necesarios y que datos aportan valor al final del ciclo. Estos tres puntos determinan el alcance del proyecto y el objetivo del negocio. Bien definidos podemos estar en condiciones de abordar la siguiente parte de un proyecto de BI: que perfiles están implicados, tecnologías y costes de explotación.

"No se puede gestionar lo que no se puede medir. Se mide lo que se hace y se hace lo que se mide"

 

 

Temas: IoT, BI, Big Data, SaaS

Artículos relacionados